Cuando se quiere algo más que una imagen inmortal, el video es nuestro mejor aliado: la unión de imágenes en movimiento con sonido y música. Reportajes que pueden captar la alegría de una boda, la aventura de un viaje, la ilusión de un bautizo o una comunión, el reto de un deporte, la primera vez que uno habla en público, la llegada de un hijo al mundo, la actuación de un grupo musical, una alocada despedida de soltero/a... y todo aquello que se te pueda ocurrir.